Enséñame pero bonito: Dale una vuelta a los cursos Online

Tengo una noticia buena, es que los nuevos cursos on line van por los derroteros del sentido común, que siendo tan elemental , no parece el más elemental de los sentidos.

Hasta hace dos años los cursos online eran cursos que se basaban en unas clases largas, pesadas, con un muñegote que hablaba sin parar, sin cuidar la voz, ni el fondo, ni la forma… sin tener la minima intención de enganchar a quien le escuchaba.

He tenido la oportunidad de ver Mooc y cursos de universidades públicas y privadas que me han dejado perpleja por la cantidad de conocimiento y de investigación que derrochaban para no llegar a ningún oído que de forma libre quisiera escucharle. Si llegaban a oídos esclavizados que no tenían más remedio que tragarse aquellas clases interminables, pero no había en ellos nada que animara a seguir escuchándolos.

Cuando en los cursos me preguntan por el secreto de la comunicación, saco una silla, y les digo que esa silla en la que se sentaría quien quiere o debe escucharnos es la parte fundamental del proceso. La comunicación es pensar en el otro.

Durante la pandemia hemos empezado a utilizar más los cursos online porque se han hecho más necesarios, pero también más livianos, más prácticos, más interactivos, sin tanta carga teórica y sin tanto tiempo muerto.  Quieres asistir a un curso entero, puedes. Quieres refrescar solo un epígrafe y también puedes hacerlo. Los cursos han dejado ser películas de Ben-Hur, por el metraje, donde te tenías que tragar cosas que ya sabías, que hubieras obviado, hasta llegar al punto que deseabas aprender o  recordar.

Otro punto importante es la capacidad de comunicación del sabio. Un sabio que no sabe comunicar es una persona al que nadie presta la atención necesaria. Ahora los  profesores hacen cada vez más cursos de comunicación, train the trainer , pero pocas veces se hacen cursos de comunicación ante la cámara, cuidando el fondo, cuidando los Power Point que se pueden insertar, la imagen corporativa de los mismos. En la tele se dicen dos cosas importantes: por muy listo que seas sino tienes audiencia no tienes capacidad de llegar a otros; y la segunda, si la realización no es buena, el producto no es bueno, pierde calidad, sonido, imagen…

Hace poco me dijo un cliente lo difícil que es poner voz a un curso… lo difícil es querer que sin conocer nuestra propia voz, teniendo vergüenza de nuestra dicción podamos hacer un buen curso online a la primera.

Si estos días de sol te pones a pensar en tus cursos, piensa que ahora:

  • Hay cursos online en directo y otros grabados, en diferido. Cada uno tiene su personalidad, sus clientes, su forma de entender la docencia.
  • La sociedad es multitarea, que necesita las cosas rápidas, concisas y sencillas… con un tono claro y una luz que nos permita verlo todo. Cuida audio y video, porque lo que no se ve, no se ve… y lo que no se oye… se deja.
  • Los vídeos hechos de cualquier manera, se olvidan de igual modo.
  • Somos una sociedad muy visual con lo que la exigencia de lo que vemos y oímos es mayor. Ahora no hay muchas críticas de libros pero si mucha crítica de videos de influencers, series, etc. somos visuales y todos sabemos cómo nos gusta que nos cuenten las cosas
  • El crítico que llevamos dentro nos pide que todo tenga un halo corporativo: buenos Power Point, buenos logos…. Llevamos muchas horas de tele en el cuerpo y eso es lo que queremos ver en nuestra cabeza.
  • Pedimos que ordenen lo que sabemos. Así es que divide tu curso por capítulos, por áreas de conocimiento, por segmentos muy específicos…
  • La imagen que das en los cursos es la imagen que das de tu empresa. saber comunicar es importantísimo para vender conocimiento. No es saber, es saber comunicar lo que sabes.
  • El mundo de las clases magistrales ya ha pasado, ahora preferimos técnicos que nos ayuden a salir del atolladero, a buscar nuevas ideas, obtener soluciones y no teoría.
  • La gente ya no solo quiere cursos quiere bonus track, que le ofrezcas bibliografía, vídeos, páginas donde poder ahondar sobre el tema.
  • Sobre todo lo que quiere, es la posibilidad de poder seguir contado contigo para preguntarte más sobre el curso, para pedirte más.
  • El mundo online no es un mundo solo de presentación, es un lugar de interacción y eso exige que los cursos tengan una parte de directo, otra de grabaciones frescas y sencillas con capítulos acotados y eficaces, pero sobre todo la sensación de no estar solo en la aventura de saber…
  • Crear un curso online es como escribir un libro, exige conocimiento, ganas de pasarlo bien, empatía y horas de creación y ensayo.

Dale una o dos vueltas… investiga… pregunta a los profesionales que nos dedicamos a diseñar y ofrecer cursos online… el primer punto de nuestra consultoría versará sobre quién es tu cliente, el segundo sobre por qué y cómo lo quieres hacer… el tercero, el orden de conocimiento…

Hay quien conoce el camino y decide hacerlo solo, hay quien prefiere ir sobre seguro, de la mano de profesionales que le ofrezcan una buena cobertura técnica y una mentoría continua.

Tomado de: https://www.rociodelcerro.net/

NUESTRA UBICACIÓN